¿Qué es la Inteligencia de Negocios?

Standard
que-es-la-inteligencia-de-negocios

¿Qué es la Inteligencia de Negocios?

En un ambiente competitivo y de alta incertidumbre, los administradores no pueden darse el lujo de no estar informados sobre el acontecer al interior de su empresa, ni de sus competidores o del ambiente de negocios; pero en especial, no pueden dejar pasar la oportunidad de saber qué está pasando con sus clientes.

La Inteligencia de Negocios se puede definir de múltiples formas, dada la naturaleza dinámica de su estudio e implementación. Sin embargo, lo que pareciese ser común a todas ellas es que hacen referencia a la búsqueda y procesamiento de información de calidad, para mejorar la toma de decisiones. Así, la Inteligencia de Negocios se embarca en el desafío de utilizar las tecnologías de la información disponibles para tomar los datos del ambiente tanto interno como externo de la firma, y a través de su correcto procesamiento, entregar el conocimiento necesario para que la toma de decisiones sea tan eficiente como efectiva.

Así, las empresas tienen la oportunidad de hacer uso de uno de sus principales activos intangibles, la información, para caracterizar a sus usuarios y a los de la competencia, descubrir nuevas oportunidades de negocios, rentabilizar los procesos al interior de la empresa y mejorar su desempeño, entre otras. Las fuentes de información pueden ser múltiples, entre ellas contables, la opinión de los clientes en foros de internet, encuestas, métricas web, comportamiento en redes sociales, etc. Lo relevante es que permita tomar mejores decisiones y así, perfeccionar el desempeño organizacional.

Del procesamiento de la información a resultados valiosos para la empresa.

Cuenta la leyenda que Napoleón Bonaparte habría enunciado que “ser derrotado es entendible, ser tomado por sorpresa, imperdonable”. Al margen de si la cita es real o no, queda en evidencia que la información resulta vital para adelantarse al devenir de todo enfrentamiento, sea éste bélico o comercial; y que, por lo tanto, toda estrategia debiese sentar sus bases en el mejor de los terrenos disponibles. Así, las empresas tienen la oportunidad de hacerse de una ventaja competitiva al descubrir aquello que la competencia aún no ha advertido.

Por ejemplo, a través de la inteligencia de negocios se podría:

  1. Identificar a los mejores clientes, comprometerlos con un programa de fidelización y aportar valor a ambas partes.
  2. Revisar continuamente la rentabilidad de los productos o servicios que entrega la empresa y eliminar aquellos productos que se desempeñan de manera más pobre.
  3. Evaluar la calidad de los proveedores en base a métricas como el cumplimiento de plazos, la disponibilidad de sus productos y sus precios; para quedarse con aquellos que entregan mayor valor a los procesos de la firma.
  4. Identificar los elementos claves que conducen a la satisfacción de los clientes para reforzar esos elementos del servicio y disminuir la inversión en aquellos que no reportan tanta utilidad.

¿Qué casos concretos sustentan el uso de Inteligencia de Negocios?

Se puede encontrar un sinnúmero de ejemplos en los que la inteligencia de negocios ha sido vital para mejorar el desempeño organizacional, desde la industria hotelera hasta la tecnológica; donde la implementación de tecnologías ad hoc juega un rol vital para llevar a cabo el proceso de inteligencia. Sin embargo destacamos:

  1. Los restoranes usan la Inteligencia de Negocios para estimar el tiempo de espera promedio de sus clientes y el tiempo que gastan sentados en la mesa, para calcular la capacidad óptima de atención.
  2. Empresas de productos tecnológicos la utilizan para monitorear el uso que hacen los clientes de las garantías, para usarlo como indicador de la necesidad de mejorar el desarrollo en esas áreas de sus diseños y procesos de fabricación.
  3. Algunas instituciones educacionales aprovechan la información para monitorear el desempeño de sus alumnos en base a características como el género, la nutrición u otras variables demográficas; para intervenir en caso de ser necesario.
  4. En la industria hotelera, el conocimiento derivado de la Inteligencia de Negocios permite hacer uso de capacidad ociosa, descubrir los elementos que mayor satisfacción generan a los clientes, e incluso, descubrir nuevas oportunidades de negocios (como el arriendo de espacios para eventos de empresa).

Desafíos.

Así, la Inteligencia de Negocios se erige como una tremenda oportunidad para que administradores y empresarios entreguen mayor valor a sus clientes, con el retorno sobre la inversión que ello conlleva. El desafío está en lograr implementar la tecnología que mejor se adecue a las necesidades de cada industria, para los objetivos organizacionales que se han fijado y tomando en consideración la estrategia con la que se esperan lograr.

Del buen uso que se le dé a herramientas como las Tecnologías de la Información o la Inteligencia de Negocios, depende que oportunidades como las enunciadas anteriormente se conviertan en una realidad tangible para los negocios que decidan asumir el desafío.


Fuentes:

  • Trujillo, Juan y Maté, Alejandro. “Business Intelligence 2.0: A General Overview”, en “Business Intelligence” First European Summer School, Marie-Aude Aufaure Esteban Zimányi (Eds.), eBISS 2011 Paris, France, July 3-8, 2011 Tutorial Lectures.
  • Rahman, Asim Abdel  y Alnoukari, Jordan Mouhib. “Business Intelligence and Agile Methodologies for Knowledge-Based Organizations: Cross-Disciplinary Applications”, Business Science Reference, First Edition, Hershey, Pennsylvania, USA.
  • Cohen, Corine. “Business Intelligence Evaluation and Impact on Performance”, Wiley, First Edition, 2004, London, UK.
  • Loshin, David. “Business Intelligence. The Savvy Manager’s Guide”, Elsevier, Second Edition, 2013
  • Howson, Cindi. “Successful Business Intelligence. Secrets to Making BI a Killer App”, McGrawHill, First Edition, 2008.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>